Una primavera en Chernóbil - Emmanuel Lepage





"(...) Creía estar tratando con la muerte... ¡y se me impone la vida!"








Lepage, Emmanuel. Una primavera en Chernóbil
MDR: Spaceman Books, 2014

Un printemps a Tchernobyl.  Traducció de Lorenzo F. Díaz.



::: Què en diu la contraportada...
El 26 de abril de 1986 en Chernóbil, Ucrania, tuvo lugar el peor accidente nuclear del siglo XX. Veintidós años exactos más tarde, Emmanuel Lepage visita el lugar de la catástrofe.

Una primavera en Chernóbil es la segunda historieta documental que realiza después del aplaudido Voyage aux iles de la Désolation.

“Se me daba la oportunidad de hacer mi primer reportaje dibujado. No solo sería testigo del mundo, sino que ¡me “implicaría” en  él! ¡Sería actor! ¡Militante, incluso!
En este oficio, dibujando mis páginas en solitario, tengo a veces la impresión de que veo el mundo a través de un cristal. De estar “al margen”. ¡Esta vez sentiría el mundo en la piel! Claro que era arriesgado. ¡Pero tan emocionante! Iba a descubrir tierras prohibidas por las que rondaba la muerte”.


::: Com comença...








































::: Moments...
(Pàg. 9)

























(Pàg. 13)















(Pàg. 16)

(Pàg. 27)














(Pàg. 29)
Esta noche la mano me duele un poco menos. La presión se aplaca un poco. ...Pero me cueta imaginarme viviendo las cosas sin dibujarlas, sin poder compartirlas.

(Pàg. 33)



















(Pàg. 43)





















(Pàg. 48-49)












(Pàg. 69)
Pripiat es una estralla muerta que nos devuelve la luz de un imperio extinto...

(Pàg. 75)
En Ucrania, como en Francia o en cualquier otra parte, se busca tranquilizar. ¿Por miedo a mirar a la realidad a la cara? Pensar otra cosa sería como asomarse a un pozo sin fondo. ¡Podríamos sentir vértigo! Por todas partes hay ropa kaki, rejas... apariencia de autoridad, y de fuerza, aunque el hombre no controle nada.

(Pàg. 106)



























(Pàg. 111)




























(Pàg. 112)

Lo que tengo ante mí, lo que dibujo, ¡no es la verdad! No veo el desastre, sino una explosión de resplandecientes colores (...) Siento vértigo. Prípiat, ciudad desolada, sí representa la catástrofe que me había imaginado, sí se corresponde con la imagen que tenía del desastre. Pero aquí, ¿en la zona? La sutil vibración de los colores tapa la espantosa realidad que se oculta a mis ojos.
Dibujar es levantar la superficie de lo visible y me siento impotente. 



(Pàg. 113)










(Pàg. 126)
Creía estar tratando con la muerte... ¡y se me impone la vida!

(Pàg. 127)


















(Pàg. 135 -fragment-)































(Pàg. 154)





























(Pàg. 157)
Se dice que el hombre fue expulsado del Paraíso. En CHernóbil es el hombre quien se expulsa de la tierra.

::: Altres n'han dit...




Comentaris

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrades populars d'aquest blog

Les cròniques marcianes - Ray Bradbury

-Uf, va dir ell - Quim Monzó

La veïna - Isabel-Clara Simó

El baró rampant - Italo Calvino

El poema de la rosa als llavis - Joan Salvat-Papasseit

El feliz fracaso y otros relatos - Herman Melville