dissabte, 28 de gener de 2017

Tic-Tac - Suso De Toro



"A lo mejor la llamo Tic-Tac, que ésa sí que es cabronada, el pasar del tiempo. Ésa es la madre de todas las cabronadas (...)"





De Toro, Suso. Tic-Tac
Barcelona: Ediciones B, 1994


Tic-tac. Traducció de Basilio Losada.
Col·lecció Tiempos Modernos




⇲ Què en diu la contraportada…
Una voz: La de un hombre que habla y habla sin descanso, y en su cháchara, en apariencia fútil como el delirio de un idiota, pero osada e implacable como la maldición de un condenado, resume todo el dolor y la rabia de quien se sabe victima de un dios indiferente y ajeno a lo humano.
Una novela: Con sus múltiples historias, personajes, lenguajes y registros literarios. Tic-Tac logra darnos el compendio de un mundo fragmentado y caótico pero con una urdimbre subterránea tan cerrada y fatal como la de una tragedia.
Un autor: Suso del Toro, que con Land Rover ya se manifestó como una de las voces mas importantes de la nueva literatura gallega, nos sorprende ahora con esta excelente muestra de su talento fabulador, que le a valido el premio a la critica 1994

 Com comença...
Vaya tiempo, eh. Empieza bien el día. No para; en cuanto se pone a llover no para. Antes todos llamábamos por la lluvia, que si había sequía, que si se secaba la verdura, que si en el invierno iba a arder el monte, qué sé yo. Y ahora ahí tenéis lluvia. Toma lluvia.

 Moments...
(Pàg. 28)
Si en la vida has querido hacer y ser algo, no es fácil llegar a viejo. No es fácil ver que el tiempo se ha ido y que tú sigues siendo el mismo. Todos estos años has estado siendo el mismo, timorato, débil y, en el fondo, patéticamente ridículo. Verte desnudo en toda tu estupidez. ¿Por qué no tuviste la humildad de no pretender nada?
Isidro Viejo

(Pàg. 62)
Atravesar ciudades despiertas o dormidas, bad cities, unas veces de día y otras veces de noche, all day and all of the night, cansar carreteras llenas de sol y automóviles, running, always running, cruzar gent, too many people, y más gente, pero nada, no parar ni here ni there ni everywhere, ni tampoco nowhere, porque eres un pájaro solitario, black bird, no encuentras, sólo buscas, qué carajo buscas, what do you carajo search? Y tienes la mirada ancha y ninguna persona, no people, y quieres que alguien te escriba, tú no tienes tiempo de parar y yo escribo esa película.
Conductor

(Pàg.67)
La infancia es una vida muy puta, los niños siempre acaban por morir. La infancia tendría que estar prohibida (...).


(Pàg. 70) 
El tiempo no pasa en balde. El tiempo lo mata todo. Nos mata a todos.

(Pàg. 91)
Un hombre va enloqueciendo poco a poco y, sni no dice nada, los demás puede que ni lo noten.
Esas cosas mejor no hablarlas.

(Pàg. 124)


(Pàg. 174)
Primero había empezado a sentir como un picorcillo, casi nada. Pero luego le dolía ya. Cuando se quitó la mano de goma, viuo que les estaban naciendo otra vez unos dedos. Asomaban un poco del muñón del brazo.
Se le ocurrió decírsoelo al propietario de la tienda de ortopedia donde había comprado la mano. “¡Ah, eso pasa a veces! No se preopcupe, que ahora lo arreglo.” Sacó de debajo del  mostrador una tabla de madera, le cogió la mano y se la puso encima. Luego sacó, también de debajo, un gran cichillo  le cortó los brotes de  los dedos. “Ya está. Ahora, hay que vendarla. Dentro de una semana puede ya ponerse otra vez la mano ortopédica. Y si hiciera falta otra vez, no dude en venir. Ya sabe, con toda confianza.”
Hacía ya dos meses de eso. El picorcillo volvía a sentirlo desde hacía dos días. Pero no tenía gans de volver a la tienda.
(De la libreta de NANO, Sueños y ocurrencias)
Mano muerta

(Pàg. 178)
(…)¿Por qué me dejaste por otro más gyuapo, más simpático, más cariñoso y más inteligentes? No lo entiendo. ¿Por qué? (...)
Ars Cisoria

(Pàg.189) 
Ser hombre es como una enfermedad. Eso es lo más triste. A veces se pregunta uno en la vida, ¿para qué carajo hemos venido al mundo? Que es duro, eh. Que es duro llegar a preguntarse eso. Tanto más si sabes que estás aquí por culpa de un cabrón que le hizo una cabronada a tu madre. Porque una cosa es ir con el hombre que tú quieres y otra cosa es abusar, eh, y otra cosa es abusar. Así que yo soy una cabronada que le hizo aquel cabrón a mi madre. Si lo piensas es duro pensar que eres una cabronada. La vida es una cabronada, te lo digo yo que ya tengo unos años. La vida es una lucha. Y quien no bebe sangre muere de hambre (...).

(Pàg. 190)
(…) pasan los años y ya se sabe, nadie es inmune a los años. O sea, inmune, que no te hace daño. Ya sabes cómo es con los años y con el paso del tiempo, que lo va desgatando a uno. El tiempo mata. El sexo y el tiempo son enfermedades, pero el tiempo es la peor. Peor aún que el sexo. Hay quien dice que le gusta atar el tiempo, pero yo me río, el tiempo no hay quisque que lo mate, es el tiempo quien te mata a ti.

(Pàg. 214) 
Qué odioso era existir. Por qué no podríamos ser como hubiéramos querido. Por qué los cuerpos y sus instintos tenían que interponerse para hacer imposible la pureza, la perfección. Había que trabajar todos los días para intentarlo, para simularlo, pero a llegar la noche todo se venía abajo. Y así día tras día. Y así siempre. Trabajando.
Por qué.

(Pág. 242)
(...) La vida tal como es. Pero tal tal, eh. Un montón de voces y cosas sin sentido, y aprovecharía para meter todo lo que tengo escrito en el libro. Y también todo lo que tengo recortado, porque en cuanto veo un cuento que me gusta en un libro o en un artículo o algo, pues voy y lo recorto y lo guardo. Y en el libro metería también estas cosas. Hasta fotos. A mí me gusta pintar, pero como me faltó la mano, pues, a veces, voy a ver a un amigo mío que es fotógrafo y hacemos fotos. A lo mejor la llamo Tic-tac, que ésa sí que es cabronada, el pasar del tiempo. Ésa es la madre de todas las cabronadas (...).

(Pàg. 250)
Uno piensa que la vida es mala porque no cae en que puede ser peor.

(Pàg. 251)


(Pàg. 279)
Contra la idea superficial y voluntarista de que la plenitud del ser humano se alcanza en la juventud, declina en la madurez y se degrada en la vejez, propongo la contraria, más realista.
Lactancia, infancia, adolescencia, juventud, madurez y vejez son un continuo de perfeccionamiento para acabar la obra rematada, es decir: perfecta. Acabada. El viejo en el instante de la muerte.
La fertilidad de la muerte.

(Pàg. 284)
Querido ángel de la guarda. Te he descubierto. Así que era cierto, era cierto que estabas ahí haciéndome compañía. Protegiéndome. De qué. ¿De qué carajo me has estado protegiendo? De nada, de nadie. Vigilándome, lo único. No hiciste nada más que acercarme, espiarme. Nada más. ¿Cuándo me ayudaste en algo? De pequeño me podías haber ayudado cuando algún grandullón abusaba de mí. Me podías haber ayudado de cualquier manera, avisándome para que me fuese, o ayudándome a vencerlo, yo qué sé. Pero no, cuando alguien me zurraba tú estabas ahí mirando. Mira que mira, mientras papá me pegaba por cualquier cosa. Ah, cabrón, qué mal te quiero. Te he de coger y te he de matar. Y detrás ha de ir quien te envió. A ése no pienso perdonarle. Lo juro por Dios.
Estaba ahí.

(Pàg. 287)
Cronos mata, pero no nos permite morir con dignidad, no nos permite retener los odios a que tenemos derecho.
Mi hermano.

 Altres n'han dit...
Pescando entre libros.

 Enllaços::
Suso De Toro, a tenir en compte, pedra de toc de la literatura galegatrencaclosques.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada