diumenge, 1 de febrer de 2015

El coche de Intisar - Pedro Riera i Nacho Casanova



" (...) si hubiera nacido hombre, habría satisfecho mis ambiciones."






Riera, Pedro i Casanova, Nacho. El coche de Intisar. 
Barcelona: Ediciones Glénat, 2011



 Què en diu la contraportada...
La tenaz lucha de una mujer en un mundo hecho por y para los hombres.
A los seis años, Intisar cayó en la cuenta de que los niños podían hacer muchas más cosas que las niñas. El descubrimiento no les gustó nada. Ella quería tener la misma libertad que ellos. Tras darle muchas vueltas al problema, se le ocurrió una idea. Pensó que si hablaba como un chico, caminaba como un chico y actuaba como un chico, se convertiría en un chico. Su plan pareció funcionar hasta que alcanzó la pubertad.
Ahora, Intisar tiene veintisiete años y sigue recurriendo a diferentes estratagemas para conquistar esos pequeños espacios de libertad que le permiten ser feliz.
Mientras conduce sin rumbo por las calles de Saná al volante de su Corolla 84, escuchando música, Intisar comparte con nosotros reflexiones y anécdotas de su vida. Son historias sorprendentes, divertidas, conmovedoras, algunas dramáticas. A través de ellas, vamos descubriendo el hermético mundo de las mujeres en Yemen y nos sumergimos poco a poco en la compleja realidad del país.

 Com comença...
Nacer mujer en Yemen

Como todos vosotros, tuve ambiciones que llenaron mi juventud de sueños vívidos sobre los que quería, y lo que llegaría a ser. Mis sueños aguardaron inocentemente a poder ver la luz, totalmente ajenos al enemigo que acechaba inquieto para enterrarlos. Para mí eran legítimos: mi derecho a vivir y a trabajar... "Ellos" los veían como síntomas de locura y de rebeldía, y entonces tomé consciencia de ese enemigo que intenta aniquilar mi identidad a cada giro que toma la vida, únicamente a causa de mi género. En ese momento odié el cuerpo con el que había nacido, pues parecía limitarme y definirme, independientemente de mis ideas y de mis actos. En cambio, si hubiera nacido hombre, habría satisfecho mis ambiciones. Pero eso habría sucedido a costa de convertirme en un ser ordinario y sin rostro, como son la mayoría de hombres en Yemen. Y vosotros no estaríais a punto de leer mi historia y la de otras como yo. Y yo no estaría tan orgullosa de mis logros, pues cada obstáculo que he superado ha hecho que mis éxitos sean mucho más dulces.

 Moments...
(Pàg. 29)

(Pàg. 50-51)

(Pàg 55)
(Pàg 65)
(Pàg 78)
(Pàg 90)
(Pàg 101)
(Pàg 110)
(Pàg 125)
(Pàg 137)
(Pàg 153)
(Pàg 164)

 Altres n'han dit...

 Enllaços:

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada